sábado , mayo 21 2022

¿Por qué mi perro se rasca mucho las orejas?

El aseo periódico de las orejas de un Golden es indispensable para evitar algún problema en los oídos derivado de la acumulación de suciedad y cera dentro de las orejas.

Los Golden Retriever al igual que otros perros con orejas caídas como los Basset Hound, Beagle, Cocker y Springer spaniel, Poodle y Sanchicas padecen continuamente de problemas de infección en los oídos; dado que la forma de sus orejas permite que las bacterias se acumulen fácilmente.

Prevenir la infección de oídos.

Para prevenir infecciones en los oídos, al menos una vez al mes, límpiale las orejas a tu perro. Para ello usa una gasa pequeña humedecida en un poco de agua oxigenada, introdúcela con tu dedo en la oreja y extrae todo el cerumen y suciedad. Sólo introduce la gaza hasta donde lo permita tu dedo, no intentes acceder más al fondo. Debes de usar una gasa diferente por cada oreja, de lo contrario pasarás las bacterias de una oreja a la otra. Para mayor seguridad tu perro y en especial si tienes uñas largas puedes hacer el procedimiento cubriendo tu mano con un guante desechable de látex.

¿Que hacer cuando tu perro ya tiene una infección?

Cuando tu perro acumula mucha cera y esta se infecta, generar una inflamación en el oído llamada otitis, la cual resulta muy molesta para el perro dado que le genera dolor y comezón.

Existen 2 tipos de otitis, la otitis media se refiere a una inflamación del oído medio de los perros (orejas), mientras que la otitis interna se refiere a una inflamación del oído interno.

La enfermedad se agrava rápidamente porque el perro se rasca las orejas continuamente con su pata, llevando de esta forma más suciedad a la zona y en algunos casos generando heridas a causa del rascado constante.

En este punto deberás de llevar a tu perro al veterinario. Primeramente, se le realizará una otoscopia para valorar el estado del canal auditivo y determinar los que está causando la infección.

El tratamiento veterinario convencional se realizará empleando antibióticos (en el caso de una infección bacteriana) o antifúngicos (en el caso de una infección producida por hongos), estos medicamentos generalmente se administrarán por vía tópica mediante cremas o geles, pero en casos severos pueden administrarse también por vía oral. Deberás de seguir al pie de la letra las indicaciones que te dé el veterinario.

Síntomas de la otitis en los perros

El principal síntoma es que el perro se rasca o sacude continuamente las ojeras fuertemente.

También puede presentar dolor al abrir la boca, renuencia a morder, inclinación de la cabeza (inclinada hacia el lado del oído afectado), y una alteración del sentido del equilibrio (conocida como déficit vestibular). Si los dos oídos se ven afectados por la inflamación, los síntomas pueden incluir además amplios movimientos de balanceo de la cabeza, movimiento oscilante del cuerpo sin coordinación, y sordera.

Los síntomas adicionales pueden incluir vómitos y náuseas, pupilas de tamaño desigual, enrojecimiento de las orejas, supuración en los oídos, tímpano gris abultado (conocido como membrana timpánica).

Remedios caseros para la infección de oídos en perros

Existen algunos remedios caseros que podemos utilizar en caso de que la infección, apenas este empezando; es decir cuando se manifiestan los primeros síntomas y el oído no presenta heridas o sangrado. Se recomienda usar estos remedios cuando no se tiene acceso de primera instancia a un veterinario o a medicamentos. Si notas que los síntomas no desaparecen después de 7 días o empeoran deberás acudir con tu médico veterinario.

Aceite con esencias del árbol de té o té verde

Es un remedio idóneo para cualquier tipo de infección, ya sea causada por bacterias o por hongos. Este aceite lo podemos conseguir en alguna tienda naturista. Basta con aplicar con una gasa 3 gotitas por oído al día.

Aplicación de compresas calientes

El calor actúa como vasodilatador, esto disminuye de forma muy rápida la inflamación y el dolor, además, al dilatar los vasos sanguíneos se mejora la irrigación de los tejidos y se promueve una más fácil recuperación. Puedes usar una compresa de gel de las que venden en las farmacias. También puedes hacer una compresa casera con un saco de tela lleno de arroz seco el cual debes calentar por 2 minutos en el horno de microondas. No uses paños de agua caliente, dado que la humedad en las orejas empeorará la situación.

Sal de ajo

Machaca dos dientes de ajo y mézclalos perfectamente con una taza aceite de oliva y déjalos reposar una noche en un frasco esterilizado y herméticamente cerrado. Adminístrale a tu perro 3 gotas al día dentro de la oreja hasta que la infección desaparezca.

Aloe vera

El extracto puro de aloe vera es idóneo para proteger el canal auditivo de tu perro, además, aplicado tópicamente disminuye la inflamación y alivia el dolor. Es necesario aplicarlo mediante una gasa 2 veces al día. El aloe vera lo puedes conseguir en cualquier farmacia.

Complicaciones de la infección de orejas en los perros

La principal complicación de una otitis no atendida es la sordera permanente, ya sea total o parcial.  En casos severos se puede tener daños en el sistema nervioso, tales como daño del nervio facial, incapacidad para pestañear, o parálisis.